Mostrando 1–12 de 17 resultados

Estimulador de raices

Raíces de la marihuana

Las raíces son las principales encargadas de absorber el oxígeno, los nutrientes y el agua en las plantas.

Si quieres que tu cultivo tenga una gran producción hay que procurar que las raíces estén sanas y tengan un sistema radicular extenso. Esto ayudará a que la planta crezca mucho más sana y fuerte ya que tendrá más capacidad de absorción de agua y nutrientes.

Problemas más comunes en las raíces de marihuana

Raíces con espacio reducido.

Dependiendo de la planta, tienes que escoger una maceta u otra. Es muy importante que las raíces tengan espacio suficiente para poder extender lo máximo posible su sistema radicular.

Cuanto más grandes sean sus raíces más capacidad de absorción de nutrientes, oxígeno y agua tendrá, por lo que crecerá más y de una manera mucho más saludable.

Riego excesivo o poco riego

Como ya sabéis los extremos nunca fueron buenos y en las raíces no está la excepción.

En el caso del riego excesivo disminuye la cantidad de oxígeno que hay en la tierra por lo que esta se ahoga.

Por otra parte, cuando el riego es reducido la planta no tiene suficientes recursos para poder realizar de manera óptima la fotosíntesis.

En ambos casos la planta tiene la misma respuesta; se empiezan a volver amarillentas, pierden firmeza y se ven como apagadas, tristes.

Raíces podridas

Las raíces podridas suelen estar causadas por aguas estancadas. El escenario más común es cuando hay un plato debajo de la maceta y esa agua que queda en el plato no se desecha. Afortunadamente este escenario crea un olor bastante desagradable que nos alerta de que algo no anda bien ya que las raíces no se ven y no nos daríamos cuenta hasta que estuviesen podridas del todo y afectara al aspecto visible de la planta.

Consejos para mantener las raíces sanas.

  • Debes utilizar sustratos que estén hechos para plantas de cannabis Ya que estos fomentan la aparición de hongos, microbios e insectos beneficiosos para la planta.
  • Utiliza tierra que esté aireada, es decir, que no esté compacta. Esto hará que las raíces tengan menos resistencia al extenderse y por lo tanto será mucha más fácil que su sistema radicular crezca.
  • Utilizar una maceta de textil. Esto será beneficioso para la planta debido a que el tejido poroso aportará más oxígeno al sustrato y por ende a la planta.
0
¿Te ayudamos?