Bombillas cultivo interior

Las bombillas son la parte más importante de un cultivo, puesto que estas son las que simulan al sol para que la planta obtenga energía y crezca.

Hay 3 tipos principales de iluminación; HPS, LEC y LED.

Bombillas de sodio o HPS

Es la más antigua de todas y es de la que más información hay, no obstante, con la entrada al mercado agrícola de las lámparas de bajo consumo LEC y LED las bombillas de sodio están pasando a segundo plano.

Las bombillas HPS son las más baratas y producen mucho calor, por lo que para las épocas de invierno son bastante recomendables.

También son las que más gasto energético tienen y las que menos duran, de ahí su bajo precio respecto a las de bajo consumo.

Para su funcionamiento requiere de un balastro

Bombillas LEC

Estas son las más novedosas y ofrecen unas prestaciones excelentes.

Las bombillas LEC son una mejora de las bombillas de sodio convencionales.

Son capaces de sacar la misma productividad que una lámpara HPS más potente, por ejemplo. Teniendo una lámpara LEC de 315W podemos sacar la misma producción que una bombilla HPS de 600W.

El consumo se reduce prácticamente a la mitad por lo que el costo más elevado en su compra, comparándolo con las HPS, es rápidamente cubierto con el ahorro de energía.

Para su funcionamiento requiere de un balastro específico para bombillas LEC puesto que funcionan a un voltaje diferente a las HPS.

Bombillas LED

Las LED cuando hablamos de eficiencia son las mejores. Es capaz de sacar una producción de 2g/w y esto es debido a su ínfimo consumo de energía en comparación con las HPS y un poquito más bajo que el consumo de las LEC.

Son capaces de durar hasta 10 veces más que las lámparas de sodio.

No necesitan de un balastro. Todas las LED llevan de serie un driver “controlador” que hace una función similar al balastro.

Bombillas de crecimiento

Las bombillas de crecimiento están enfocadas para esta fase de la planta. Lo único que las diferencia de las mixtas o las de floración es su espectro.

El espectro de las lámparas de crecimiento está comprendido entre los 4000 kelvin hasta los 6500 kelvin.

Esto es debido a que la planta en la fase de crecimiento necesita luz azul y dentro del espectro a partir de los 3000 kelvin ya empieza a emitir este tipo de luz.

Hay bombillas de crecimiento que emiten rayos ultravioletas, son muy buenos para la fase de crecimiento, pero no se debe abusar de ellos.

Bombillas de floración

Las bombillas de floración tienen un espectro de luz mucho más bajo. Estas se comprenden hasta los 3000 kelvin, todo lo que esté por debajo es una bombilla de floración.

Algunas de estas bombillas tienen rayos infrarrojos, esto hará que los cogollos segreguen mucha más resina y aumente la calidad de la cosecha. Estos someten a la planta a un estrés así que debes saber en que momento se debe de utilizar.

Bombillas mixtas

Estas bombillas tienen un espectro neutral, es decir, el espectro en el que se encuentran emite tanto luces azules que son buenas para la etapa de crecimiento, como rojas, que lo son para la etapa de floración.

Estas se comprenden entre los 3000K y los 4100K.

Por supuesto no sacarán tanto rendimiento como una bombilla para cada etapa de la planta, no obstante, no nos tendremos que preocupar por cambiar la bombilla ni tener que comprar dos bombillas

0
¿Te ayudamos?